Viernes, 24 Noviembre 2017

V Viajes

5 Destinos recomendados por Christian Byfield, bloguero de viajes

Los viajes nos enriquecen, nos enseñan a dejar de juzgar y a entender que hay muchas formas de habitar y ver la Tierra, por eso es ideal que cada vez más gente se anime a descubrir el mundo. Es un interés que se ha expandido de tal manera que incluso marcas de diversas industrias patrocinan viajes para sus seguidores.

Ya sea como viajero ocasional, bloguero o por algún concurso, lo importante es que todos nos animemos a armar nuestro propio mundo, a descubrir nuevos lugares, seguro todos ellos tienen algo para contarnos, para aportarnos.

Este poderoso mundo, lleno de paisajes y especies como la humana, tiene sitios para ofrecer que lo dejan a uno sin aliento y hacen que viajar sea cada vez una adicción más dura de combatir. Estos son cinco de los sitios con los que he armado mi mundo, que han marcado mi vida!

 

1. La selva impenetrable de Bwindi, Uganda Este es uno de los pocos hogares que les quedan a los gorilas de espalda plateada en estado salvaje. Uno llega muy temprano al parque y desde su entrada el aire es diferente. Al entrar, uno se siente en un planeta virgen, donde los pájaros cantan sin parar al amanecer y las nubes duermen al lado de los árboles de cientos de años de esta selva impenetrable. La meta, encontrar alguna familia de gorilas. La caminata dura cerca de 3 horas hasta encontrar los primeros nidos. Cada noche los gorilas hacen sus camas selváticas, se ven muy cómodas.

Muy cerca de sus camas están sus creadores, una familia de gorilas de 19 individuos, un macho alfa, 11 bebés y 7 hembras. Los veo, ellos me ven, el macho hace un llamado que hace que sus hijos vengan hacia él entre árbol y árbol. No sé a dónde mirar, arriba bebés y en el piso los gorilas caminando es sus dos patas y sus nudillos delanteros. Sonrío, me emociono. Me quedo una hora disfrutando cada segundo con nuestros primos lejanos en todo el centro africano.

Elemento infaltable: unos lentes guerreros que no se empañen, los míos son Crizal.

 

2. Parque Nacional Karijini, Australia Tierra sagrada para los aborígenes australianos, cuando uno llega al sitio entiende el porqué. Agua cristalina, cacatúas blancas volando y cantando resaltan en las piedras rojas que caracterizan este parque. Hay docenas de caminatas para recorrer esta escultura roja hecha por la Madre Tierra durante millones de años. Cascadas frías, cuevas y campos abiertos hacen que uno se conecte con uno mismo (no entra ninguna señal de celular, ni internet). En la noche, prender una fogata para cocinar y después de ver 5 estrellas fugaces, uno se va a dormir a su carpa, rodeado de canguros y sonidos nocturnos.

Elemento infaltable: un buen saco para las noches.

 

3. Providencia, Colombia Una isla mágica y poco explorada, ubicada en la segunda barrera coralina más grande del planeta. Antes de aterrizar en una avioneta de 18 pasajeros (el aeropuerto no da para aviones más grandes), uno se enamora a primera vista del color de su mar por la ventana, parecen colores con Photoshop. Eso, es solo el comienzo. Uno aterriza y las sonrisas de los locales dan la bienvenida. Gente tranquila que vive el presente y baila en las noches. Su mar, con el agua 100% cristalina, hace que uno como buzo no quiera salir nunca de una inmersión. Tortugas, tiburones y rayas son muy comunes de ver en este sitio, uno de mis favoritos para bucear en el mundo. La caminata para ver el amanecer en la cima de la isla es, sin lugar a duda, un amanecer que nos recuerda lo poderoso que es el Sol.

Elemento inflatable: una careta de buceo.

 

4. Parque Nacional Jiuzhaigou, China Si los pandas escogieron este sitio para vivir es porque es un lugar simplemente mágico, por esa razón decidí visitarlo. Queda ubicado en Sichuan, unas de las provincias tibetanas al oeste de China. En otoño los colores rojizos de los árboles y las montañas nevadas se reflejan en espejos de agua gigantes que conforman sus lagos. Agua cristalina y refrescante por todas partes generan un ambiente espectacular. Cascadas, ríos y lagos para enamorarse de la naturaleza China. Para ver un panda en estado salvaje se debe tener mucha suerte, sin embargo estar unos días en este paraíso, así uno no los logre ver, sirve para recargarse de muy buena vibra.

Elemento infaltable: una cámara para capturar esos momentos.

 

5. Safari en Globo, Maasai Mara, Kenya El sol se prepara para salir, varios nos preparamos emocionados para recibirlo a bordo de una canasta que cuelga de un globo en una de las zonas más lindas de Kenya. El sol empieza a iluminar mi globo y 4 globos más que vuelan con total paz en nuestra misma zona. Al volar, los únicos sonidos que se escuchan son: los pájaros levantándose y el fuego que calienta el aire que nos mantiene volando.

Todo es perfecto, es un lugar ideal para tener una sesión de meditación interna disfrutando de las sabanas africanas con leones, elefantes y jirafas. Al aterrizar, es obligatorio recorrer en un carro de safari lo que uno vio desde los aires como una ave voladora. Experiencia de aire y de tierra.

Elemento inflatable: empezar el día con un buen té de manzana y unos binóculos para ver con ojo de águila.

Estos son mis recomendados, pero seguro hay muchos lugares encantadores en el mundo, un sitio mágico para descubrir, y armar a tu manera.

BoxMov Televisión Online. Toda la información en un solo lugar

Email:

Info@boxmov.com

Tel:

320 3808
Bogotá, Colombia