Necesitas que ocurra un milagro para pasar de la barriga cervecera al vientre plano. Seamos claros, no hay forma de librarse de la barriga de forma rápida sin someterte a una operación o sin tomar pastillas perjudiciales.  Perder la barriga lleva su tiempo, aunque probablemente no conseguirás resultados al principio, debes perseverar y tener paciencia para por fin deshacerte de esa montañita que se te hace en el abdomen cuando te sientas.

Pero sí que hay algo que puedes controlar para eliminar la grasa acumulada en el abdomen en solo tres (3) días: la hinchazón. Es una parte importante de la grasa de tu abdomen, y se puede frenar de una forma sencilla.

Todo lo que necesitas hacer son unos pequeños cambios en tus hábitos de vida para reducir la hinchazón y prevenir así que ocurra en el futuro. Aquí presentamos consejos efectivos para conseguir un vientre plano en solo tres días.

 vientre plano
Consejos efectivos para conseguir un vientre plano

 

Come una ensalada como primer plato:

Este sencillo gesto aumenta la sansación de saciedad y te ayuda a controlar el apetito. También puedes comer una pera o una manzana 20 minutos antes de las comidas.

Vigila lo que comes:

Evitar comer mucha comida en el mismo momento del día. Comer de más o hacerlo muy rápido puede causar hinchazón. Si dejas que pase mucho tiempo entre comidas, tiendes a comer más porque estás hambriento y sobreestimas tu apetito. Esto tendrá como resultado un abdomen hinchado porque el exceso de comida no se puede digerir rápidamente. Además, comer rápido hace que tragues más aire del necesario, lo que deriva en un conjunto de gases en tu estómago.

 vientre plano

Huye de los alimentos procesados:

Aderezos y salsas, comidas precocinadas y otros alimentos procesados, tienen más sal y favorecen la retención de líquidos. Evita los productos que producen gases, y consume aquellos que pueden reducir la hinchazón como lo son la carne, las aves, el pescado, los huevos, las cerezas, el aguacate, arroz.

Mastica bien la comida:

Asegúrate de que tienes el tiempo suficiente para sentarte y comer. Mastica la comida lentamente y come con cuidado. Evita ver la tele mientras comes, porque te distrae y hace que comas de más. Presta atención a cada mordisco para asegurarte de que comes bien.

 

 vientre plano

Bebe más agua:

 beber mucha agua ayuda a eliminar los toxinas acumuladas en el organismo. Se recomienda beber entre 2 y 2,5 litros de agua al día, preferiblemente entre las comidas.

Realiza entrenamientos para todo el cuerpo todos los días:

Pon tu cuerpo en forma realizando entrenamientos que ejerciten todo el cuerpo, como yoga, pilates, zumba, etc. Practica cualquier tipo de ejercicio que haga trabajar todos los músculos del cuerpo para facilitar la definición muscular y aumentar la velocidad del metabolismo. Si comienzas a quemar calorías, verás resultados efectivos en tu cuerpo.

Si lo que buscas es reducir la grasa abdominal, necesitas aumentar tus entrenamientos de abdominales cada día. Realiza ejercicios como abdominales, planchas y levantamiento de piernas (de 3 a 20 repeticiones), y planchas en un intervalo de 30 a 60 segundos en 4 repeticiones.

Come alimentos crudos y ricos en fibras: 

Este tipo de alimentos ayudan a mejorar el funcionamiento del intestino y la digestión, además de aumentar la sensación de saciedad, reducen la hinchazón y mejoran la salud cardiovascular.

Pin It on Pinterest

Share This